Arroz con costilla adobada:

El arroz es uno de los ingredientes más consumidos en todo el mundo y además de ser un buen aporte de hidratos de carbono para nuestra dieta, permite infinidad de elaboraciones gastronómicas como la que os traemos en esta receta. Arroz con costilla adobada, a la cual le echaremos unas cuantas verduras para darle más sabor.

Ingredientes

Para preparar este plato necesitaremos estos ingredientes:

  • Medio kilo de costillas de cerdo adobadas (podemos encontrarlas en la carnicería)
  • 2 tazas de arroz blanco.
  • 8 setas de nuestra elección (se recomiendan boletus edulis)
  • 3 rodajas de jengibre picado.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 4 dientes de ajo picados.
  • 1/2 taza de dados de zanahoria pequeños.
  • 1/4 taza de guisantes frescos (también sirven congelados)
  • 1/2 cucharadita de azúcar.
  • 2 cucharadas de salsa de soja ligera.
  • 1/2 taza de agua.
  • 1 cucharadita de sal.
  • Agua para el arroz (dos tazas de agua por cada una de arroz)

Modo de elaboración

Si quieres ver más recetas, tienes esta o esta de aquí.

Comenzaremos calentando una cucharada de aceite en una sartén grande a fuego medio y añadiremos las setas para saltearlas y cuando estén hechas las reservaremos. Echaremos otra cucharada de aceite en la sartén y la pondremos a fuego fuerte para dorar las costillas adobadas.

Cuando estén doradas bajaremos a fuego medio e incorporaremos las zanahorias, el ajo, los guisantes, la 1/2 taza de agua, la cucharada de azúcar, la sal, el jengibre y la salsa de soja ligera y lo cocinaremos todo durante unos 10 minutos hasta que el líquido se haya evaporado casi en su totalidad.

Por otro lado prepararemos un arroz blanco como solemos hacerlo normalmente, bien en una cazuela o en la arrocera. Cuando echemos el agua al arroz para que se haga, incorporaremos el resto de ingredientes para que se acaben de hacer mientras se cuece el arroz y también para que le den más sabor.

El tiempo de cocción es el mismo que dejaríamos si hiciésemos un arroz con pollo, por ejemplo. Después solo tendremos que dejar que repose unos 10 minutos aproximadamente con un paño limpio de algodón cubriendo la olla y ya estará listo para servir.

Consejos

Si vemos que nos quedamos cortos de agua, debemos tener una taza de agua caliente preparada para echarla al arroz, para que no corte la cocción. Siempre será mejor que el arroz quede un poco más caldoso que quede totalmente seco, porque no solo el arroz sino el resto de ingredientes absorberán agua.

Esta es la web Restauranteelcine.es